La Lumbre.


Puede que parezca demasiado trabajoso acarrear leños secos por el monte pero para mí es una de las mejores formas de hacer ejercicio que conozco. Además reconforta saber que contribuyo a la prevención de incendios retirando la madera muerta que siempre supone un peligro latente.

El sano y aromático calor que produce una buena carga de leña dura en la estufa no tiene precio. Bien vale una buena sudada…y así me caliento dos veces o tres según se mire.

Al amor de una buena lumbre se preparan las mejores historias, las reflexiones mas profundas y se pergeñan los inventos más inverosímiles.

 

 

 

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: