Primitivo, Atávico y Auténtico

Equipo de rastrojo, la necesidad de cazar muy cerca.

0 136

Equipo de rastrojo, una necesidad.

Tras regalar mi treestand y renegar de cazar en alto para cazar a ras de  suelo. A pocos metros de la presa, hube de idear un artilugio que me permitiera “desaparecer” cuando el terreno estuviera pelado. En el monte es fácil encontrar árboles o matorrales donde poder camuflarse pero los rastrojos hoy día son terrenos pelados.

Suelo cazar las bañas y estas salvo excepciones están junto a siembras o claros del monte donde no es posible colocarse a una buena distancia sin ser visto. A grandes males grandes remedios, solo hay que estrujar un poco las neuronas para encontrar una solución.

 

Mi equipo de rastrojo.

Equipo de rastrojo/El Equipo/CazadorenlaoscuridadA pleno día pasa bastante desapercibido, de noche es invisible, mucho más para la poca vista del jabalí que es la principal bestia de mis desvelos.

Un equipo compuesto.

El primer elemento del equipo no es invento mío, es un parapeto formado por  espejos, in ingenio Norteamericano y patentado que recomiendo a quién pueda pagarlo. Yo hice uno parecido a partir de unas planchas que conseguí a partir de un trueque muy justo.

El segundo accesorio del equipo son un conjunto de cojines para hacer la espera más llevadera, las mías suelen ser más bien largas.

Un colchón con respaldo regulable, un pequeño almohadón para mis maltrechas cervicales y un cojín más basto para apoyar las botas y no hacer ruido rozando la tierra y hierbas secas.

La manta de forro polar no falta para taparme mientras aguardo a ras de suelo, en la sierra puede sobrar de todo menos el abrigo.

El tercer elemento del equipo es el arnés que hace las veces de respaldo y además sirve para transportarlo todo de forma segura y cómoda.

Desde dentro.

Desde el interior del amago la vista es completa, el 90% del campo queda bajo mi vigilante mirada. Al tiempo que apenas la mitad de mi enmascarada cabeza se distingue por encima de las “almenas” de mis espejos.

Transporte.

El transporte no es ningún problema a pesar que el conjunto supere los 20 kg largos, ciertamente no se su peso exacto. Acarrear trastos por el monte tampoco supone un problema cuando dejamos el coche muy cerca y el terreno es llano.

El disparo.

Disparar sobre el animal siempre será complicado cuando se caza tan de cerca. Hay que hacer uso del instinto y la experiencia para poder tener éxito en la espera. Habrá que moverse un poco si se dispara con rifle y un poco más si se hace con el arco, en todo caso se trata de CAZAR no de hacer carne fácil.

Equipo de rastrojo, conclusiones finales.

El equipo funciona a la perfección, lo he probado varias veces con resultados más que satisfactorios. La pantalla de espejos además de ocultar la vista también “difumina” los sonidos. Pero ojo, los míos y los del cochino, de no estar bien atento puede resultar contraproducente y perdernos la mitad de la cacería.

Son las reglas del juego, “Quid pro quo” no se trata de hacer la caza más fácil sino accesible a un terreno casi pelado. El jabalí no me verá ni escuchará sino hago mucho ruido, pero tampoco yo a él sino me muevo.

 

El vídeo del equipo de rastrojo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *