Primitivo, Atávico y Auténtico

Cazadorenlaoscuridad es el mismo que LOBACO

6 32

>>LOBACO o Cazadorenlaoscuridad para unos, prehistórico para otros y auténtico para los demás<<.

Bajo mi huraña mirada, tras la tosquedad de mi rostro se oculta sin esconderse una mente inadaptada al deshumanizado trajín urbanita. Rebelándose infatigable contra esa vida gris de acompañada soledad.

Mi nariz anda siempre ofendida por los ariscos olores de artificiales perfumes sean caros o baratos. Los humos, el asfalto y los fraudes cotidianos de la vida neciamente moderna y deshumanizada.

Tanto hace que entiendo a mis ojos hartos ya de mirar a todas partes y no descubrir otro color que el sucio ahumado del cielo. Del gris del agrietado y viejo cemento. De observar una juventud desubicada y fácilmente manipulada que no entiende el mundo sino es a través de sus pantallas.

Mucho hace que comencé a alcanzar mi libertad a partir de importarme una mierda los juicios de cercanos, propios y ajenos. Sobre las críticas hacia mi moral, mis actos o mi persona. Sensación tan difícil de explicar como de comprender por aquellas gentes que viven sometidas a ellos.

Mucho, mucho tiempo que comprendo que vivo fuera de mi lugar, de mi sitio, de mi tiempo. Tanto que solo recuerdo que hace siglos que debí partir.

>>Para emboscarme entre jaras, peñas, romeros, charcas, encinas y riscos. Oculto en una siembra, en la ribera del río o en la linde del monte entre dos luces<<.

Y vivir según las duras y antiguas leyes que rigen la vida desde que un mono caminó sobre dos piernas con la intención de conquistar el mundo.Sin más dioses que el Sol, la tierra, el agua, el fuego, el viento. Siguiendo las tácitas reglas de cazar sin hacer daño, de aprovechar solo aquello que abunda.

  >>Volver para volver a ser libre<<.

Cazadorenlaoscuridad desde siempre, cuando de pequeño intentaba atrapar gorriones con las manos. Perseguía en el pueblo las gallinas o sacaba los “conejetes” de su jaula para llenarme de pulgas. Desde “aun cuando no lo sabía” pero perdía la mirada en el horizonte tras el azulado vuelo de las entonces inalcanzables palomas.

Lejos de coleccionar trofeos y fotografías memorables cazo para comer. Para vivir intensamente el lance, para buscar el arraigo a la tierra. Ese que te conecta con la propia esencia del Ser humano primitivo.

>>Ese en el que te reconoces en cuanto lo vives<<.

Cazo solo como buen autodidacta raras veces me acompaño de mi vástago. Y en cuanto él aprenda también cazará por su cuenta, que vaya solo o con amigos será decisión suya.

Mi evolución ha ido siempre encaminada por el respeto hacia mis presas. A ponerme las cosas difíciles para darles mayor oportunidad de escapar  y redoblar el triunfo en caso de atraparlas.

La moderna, burguesa y cara escopeta semiautomática dejó paso a la de corredera más parca y humilde pero igual de efectiva si se sabe “hacer funcionar”.

Al precioso y preciso rifle de contundente calibre lo acompaña a veces el arco compuesto. Y a este lo suplantará uno tradicional con el tiempo, uno que habré hecho con mis manos.Los sesenta metros que me separaban del jabalí se han quedado en apenas veinte cuando no son menos. Con el peligro y la adrenalina  que ello supone.

Hoy por hoy la experiencia vivida, la carne, el recuerdo del lance, unas pieles y colmillos componen mi “galería” de trofeos. A mi vanidad la conformo con escribir un simple relato. Sin despreciar por ello a quién se además de comerse la caza monta una tablilla.

Pero no solo de caza vivo el campo, espárragos, setas, algunas bayas y hierbajos junto con la carne de “mi corral” completan mi dieta y la de mi pequeña gran familia.

Los perros en ella  han sido desde siempre parte imprescindible compartiendo nuestras vidas como miembros de pleno derecho.

>>Jamás los “usé” para cazar a mis amigos nunca los “uso” sencillamente cazamos juntos<<.

Entre mis muchos defectos está el decir siempre lo que pienso, ser leñador aficionado al hacha, construir artilugios variopintos y ser malhablado. Llamar a mis perros con voces guturales y dormir a veces en el suelo arropado por ellos.

Soy poco fino o delicado, intolerante con cualquier clase de fascismo o abuso. Y salgo al monte en cualquier circunstancia arriesgando a veces mi integridad física.

Siempre critico e inconformista, con alguna “malaleche”, dueño de un humor tan excesivamente ácido que a veces llega a amargar. No atiendo hipócritas convenciones políticas, sociales o religiosas, ni hago las cosas “por” más” cojones” que los míos.

Por todo ello unido a mi afición a las bebidas espirituosas de alta graduación he ganado muchas veces entre los más allegados el apelativo de “Prehistórico”.

Los más necios que son mayoría jamás sabrán el favor que me hacen al considerarme un Ser asilvestrado y sin domesticar. Su escaso entendimiento no les da para nada más que quedarse en la cáscara.

>>Para quien ser dócil, temeroso o conformista le suponga una virtud no tengo otro cosa que ofrecerle que mi más sincero pésame para su apocado espíritu. Unas salvas por su carácter sumiso y un réquiem bien gordo para su alma de cántaro roto<<.

Poco más que añadir salvo ofrecer mi mano a toda aquella persona que quiera acompañarme. De cualquier sexo, género, credo, nacionalidad, raza, edad,  condición o planeta en mi andadura por la Madre naturaleza.

>>En amarla, entenderla y respetarla en toda su hermosura, dureza y realidad. Huyendo de falsas  creencias y prejuicios que les lleven a despreciar lo que ni siquiera conocen<<.

Observaremos el mundo desde la seguridad de nuestra atalaya, fijándonos en cada nube, cada pájaro en cada tela de araña. La verdad siempre existió, siempre estuvo “Ahí fuera” solo que no nos dejaban verla.

>>Puede que el camino se torne duro, que las inmisericordes agujas el frío atenacen manos y piernas. Que apenas puedas respirar porque te palpiten las sienes de puro esfuerzo y calor.

Quizá la sed nos abrase hasta el alma o que hayamos de aguantar en vela toda una noche para no ver una sola presa y conformarnos con el gran milagro del Alba. 

Que nos sorprenda una tormenta en el campo y nos sobrecoja hasta los huesos. Despojándonos de nuestra humana e inútil soberbia. Volviéndonos tan insignificantes ante su tremenda furia como en realidad lo somos sin saberlo.

Tal vez caminemos de Sol a Sol sin apenas descanso. Levantándonos de nuevo las uñas de los pies para terminar cansados pero felices bebiendo vino y pelando pájaros junto al fuego.

Dormirás con la satisfacción de haber sido parte de una vida que permanecía oculta y visible. Solo para quienes que se atreven a buscar la libertad a través de aprender a encaminar sus pasos.

Sentirás que renacen en ti sensaciones desconocidas que han permanecido ocultas bajo el peso de una monótona y ordinaria vida de la urbe.

Subiremos hasta las cumbres más altas para que el viento nos acaricie. y Aguardaremos en mitad del temporal para que la lluvia nos bautice en lugar de calarnos hasta los huesos.

Con todo ello tu primitivo Ser aflorará para buscar ese sitio que siempre fue tuyo, que sospechabas existía en algún lugar del mundo.<<

>>Donde siempre quisiste encontrarte, de donde nunca debiste partir<<.

Después podrás curar tus heridas o a lo mejor ni siquiera te duelen. Quizá terminas dejándolas que curen solas dibujando una hermosa y digna cicatriz. A buen seguro adornará tu piel mejor que el más caro y florido de los tatuajes.

Quienes se alejen tienen mi respeto y gratitud por haber llegado hasta aquí y leído estas líneas.

Quién sabe si algún día volveremos a encontrarnos.

Para quién me acompañe guardo el mejor trago de mi bota, los trozos de jamón y pan resecos del fondo de mi morral.

La sombra de una encina para compartir un atardecer mientras aguardamos al Jabalí o el cárabo comienza su hermoso canto reclamando la atención de su compañera.

 

LOBACO

Cazadorenlaoscuridad

 

6 Comments

  1. Francisco Hortelano Tendero

    Solo decirte amigo LOBO:
    Que eres tu,eres único y a si nos lo haces saber.
    Un saludo y larga vida a tu proyecto.

    1. Gracias Amigo Paco, con vuestra ayuda seguro que lo consigo.

    2. Grande tio,totalmente identificado con ello.Un abrazo y un aullido.

      1. Con los tiempos que corren es urgente reconocer y encontrar nuestras raíces antes que sea demasiado tarde.
        De Lobaco a lobo, un Abrazaco.

  2. Saludos lobaco.
    No abandones esa primitiva forma de ser.
    Abrazacos.

    1. No lo tengo previsto antes “entrego la cuchara” que abandono mis principios y mi forma de entender la vida.
      Saludos majo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *